Primero la vida y la salud de la comunidad universitaria ¡No a las ideas híbridas del CES!

La pandemia en nuestro país agudizó varios problemas que enfrentamos los ecuatorianos: el colapso del sistema de salud, el despido intempestivo de miles de trabajadores, la reducción del presupuesto para educación, entre otros; el gobierno ha demostrado ineficiencia e incapacidad para enfrentar la crisis, implementa una serie de reformas económicas, aprueba leyes, paga de la deuda externa, está inmerso en actos de corrupción en la compra de insumos médicos, medidas que afectan a los ecuatorianos y benefician a los grandes grupos económicos del país.

Durante la emergencia sanitaria y aprovechando el estado de excepción el Gobierno en complicidad  con el Ministro de Finanzas Richard Martínez redujeron 98 millones de dólares del presupuesto de las Instituciones de Educación Superior, se suma los 237 millones de dólares que le Gobierno en tres años le ha quitado a las universidades, el recorte  implica el despido de docentes, salarios impagos, precarización laboral, sobreexplotación en la carga horaria, limitaciones en el proceso de aprendizaje, recortes en el área de investigación, cierre de carreras, suspensión de semestres y reducción de cupos a estudiantes de bachillerato, atentando el derecho que tenemos los ecuatorianos para acceder en igualdad de condiciones a la educación.

A pesar del recorte presupuestario y la emergencia humanitaria que vive nuestro país, el CES, SENESCYT presionaron por el inicio de clases desde las primeras semanas de abril, la escaza planificación hizo que varias universidades aplacen el inicio de clases, y se implemente de manera forzada la modalidad en línea, dicha modalidad no toma en cuenta la realidad de la población, que según datos del INEC más del 37% de la población no tiene acceso a internet.

La FEUE realizó una encuesta sobre la situación de los estudiantes en la modalidad virtual, como ejemplo citamos la realidad de los estudiantes de la Universidad Central del Ecuador, la segunda casa de estudio con mayor población estudiantil del país, el 21% de los estudiantes no tiene internet en casa, el 40% presenta dificultades de conexión durante las videoconferencias y el 73% de los estudiantes que no tienen equipos, los comparten con más personas.

El CES, SENESCYT presionan a que se retomen la normalidad de actividades académicas en medio de una pandemia que no termina de cobrar vidas, a raíz de la aprobación de la Ley de Apoyo Humanitario el Consejo de Educación Superior emitió la resolución RPC-SE-08-No.069-2020, que solicita a las IES que se acojan al cambio total o parcial de la modalidad de estudios entre lo virtual y el periodo académico híbrido.

El CES a través de las Recomendaciones para el retorno progresivo de las actividades académicas de las IES, se deslinda de toda responsabilidad económica y de salud de la comunidad universitaria; obliga, a pesar de no contar con los recursos económicos, a las universidades y escuelas politécnicas a que adquieran insumos de bioseguridad para sus estudiantes, docentes, empleados y servidores.

Rechazamos la actitud cómplice del Consejo de Educación Superior con el Ministro de Finanzas Richard Martínez que llevan más de cincuenta días en desacato de las medidas cautelares provisionales dictadas por la Corte Constitucional que refieren a la devolución de los más de 98 millones de dólares del presupuesto de la IES.

Frente a ello la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador propone:

1.- Reafirmamos nuestra exigencia de defender la vida y la salud de los ecuatorianos durante la emergencia sanitaria.

2.- Que las autoridades del gobierno central garanticen materiales de bioseguridad (mascarillas, guantes, gel y alcohol desinfectante).

3.- Aplicación permanente de pruebas de detección del COVID-19.

4.- No se recorte el presupuesto de la educación superior.

En lo educativo.

El Covid19 al ser un acontecimiento extraordinario insistimos en la aplicación del período académico extraordinario, debe ser aplicado en las IES en base a la realidad social, económica y de salud de sus estudiantes, además se debe garantizar por parte del gobierno nacional los recursos necesarios para su aplicación.

1.- Fortalecimiento y adquisición de licencias y equipos para desarrollar las modalidades de educación virtual.

2.- Que el Gobierno emita un Decreto para que las empresas de telefonía móvil y celular liberen el acceso a internet para acceso a plataformas educativas y material de estudio.

3.- Entrega inmediata de los diferentes tipos de becas, potenciar la beca de índole socioeconómica y elevar el número de estudiantes beneficiarios, de igual manera se garantice la entrega de Tablet y computadoras a los estudiantes de bajos recursos económicos.

4.- Extensión de plazos para requisitos de estudiantes que cumplen vinculación con la comunidad, pasantías, prácticas pre profesionales, que permita matricularse en décimo semestre.

5.- Reforma al reglamento de evaluación y asistencia estudiantil.

6.- Capacitación permanente a los docentes en el manejo de TICS.

Señalamos que estas propuestas fueron presentadas al pleno del Consejo de Educación Superior, Comisión de Educación de la Asamblea Nacional en los meses de abril y mayo, aplicación del período académico extraordinario garantizara el acceso a la educación en igualdad de condiciones para todos.

Las lecciones del momento que estamos pasando exige garantizar el presupuesto para educación y salud, Incrementar el presupuesto para las universidades públicas es una necesidad urgente, denunciamos la actitud inhumana y la política educativa improvisada del CES y SENESCYT durante la emergencia sanitaria.

Atentamente

 

                                               Mauricio Chiluisa

                                           Presidente FEUE Nacional

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: